¿Qué ver en Avilés en un día?

Plaza Domingo Álvarez Acebal

Avilés es la tercera ciudad con más habitantes de Asturias y en ella destacan varios edificios de gran valor histórico que merece la pena visitar. Además, desde el año 2011 cuenta con un importante centro cultural y artístico, el Centro Niemeyer, que tampoco te puedes perder. Si te estás preguntando qué ver en Avilés en un día, en este artículo te contamos todas los imprescindibles de esta interesante ciudad portuaria construida en torno a la bonita ría de Avilés.

Iglesia de Santo Tomás de Canterbury

Iglesia Santo Tomás de Canterbury
Fachada de la Iglesia de Santo Tomás de Canterbury.

Si llegas en tren o autobús a Avilés y vas caminando hacia el centro, uno de los primeros atractivos que te encuentras es la Iglesia de Santo Tomás de Canterbury, también conocida como Iglesia nueva de Sabugo. A finales del siglo XIX la ciudad de Avilés estaba experimentando un gran crecimiento y la vieja Iglesia de Sabugo se estaba quedando pequeña. De esta forma, toda la ciudad se movilizó e impulsaron una nueva iglesia cerca de la anterior. Se empezó a construir en el año 1895 en el mismo lugar donde se encontraba el Convento de La Merced, del cual se aprovecharon parte de sus piedras, y se terminó en 1903.

La nueva iglesia destaca por su marcado carácter neogótico, que le da un aire muy de la Edad Media. En su fachada sobresalen sus dos torres de aguja de 47 metros de altura.

Parque del Muelle

Parque del Muelle en Avilés
Monumento de la foca en el Parque del Muelle.

El Parque del Muelle ha sido el parque tradicional de la ciudad de Avilés desde su construcción en el siglo XIX hasta la década de los setenta en el siglo XX, cuando la ciudad recuperó el parque de Ferrera para uso público, convirtiéndose este último en el principal parque de la ciudad y que también te recomendamos visitar si cuentas con más tiempo.

El Parque del Muelle se encuentra junto a la Ría de Avilés, de hecho, se construyó sobre una antigua zona de marismas en un terreno que se le ganó al mar. En este parque hay una preciosa rosaleda, varias estatuas y una magnífica fuente. Además aquí se encuentra el monumento a la foca, que es todo un icono de la ciudad. Si te preguntas qué relación tiene una foca con la ciudad de Avilés, te lo contamos a continuación.

Corría el año 1951 cuando se vio en la ría de Avilés una foca. Este animal propio de climas más fríos no había sido visto nunca por los ciudadanos de Avilés y llamó la atención de toda la ciudad. Además se cuenta que la foca era bastante afable y se dejaba acariciar por la gente. Todo ello coincidió con la inauguración de una gran empresa siderúrgica que se instauró en Avilés aquellos años y traería prosperidad a la comarca. Por tanto el advenimiento de la foca se sintió como una señal de buena suerte y se convirtió en un símbolo de la ciudad.

Centro Niemeyer, una de las cosas que ver en Avilés en un día

Centro Niemeyer Avilés
El Centro Niemeyer de Avilés con su auditorio de fondo.

El Centro Niemeyer es un centro cultural diseñado por el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. Está situado frente a la ría de Avilés, en la orilla opuesta al Parque del Muelle. El centro está formado por varias edificaciones en las que predominan sus líneas curvas y el color blanco, que contrasta con el casco antiguo de Avilés, de colores más oscuros. Se trata de una de las pocas obras de Niemeyer en Europa y la única de España, que fue inaugurada en el año 2011.

El Centro Niemeyer consta de una gran plaza al aire libre, un auditorio en forma de caracol, una cúpula donde se realizan exposiciones y actividades artísticas, una torre de unos 20 metros desde donde hay unas geniales vistas de la ría de Avilés y un edificio con varias salas donde se encuentra la taquilla, la cafetería y espacios de oficina y reuniones. No podía faltar entre las cosas que ver en un día en Avilés.

Plaza de España

Plaza de España de Avilés
Ayuntamiento de Avilés en la Plaza de España.

La Plaza de España de Avilés, también conocida como «El Parche», se encuentra en el casco histórico de la ciudad. Se caracteriza por la presencia de soportales en los edificios situados en su perímetro. En esta plaza del siglo XVII destacan el Palacio Municipal, sede del Ayuntamiento, el Palacio de Ferrera y el Palacio de Llano Ponte.

Hoy en día constituye el centro neurálgico de Avilés, muy frecuentada por avilesinos y turistas que van a disfrutar del ambiente de la zona y de los múltiples bares y cafeterías. Sin duda, es una de las cosas que ver en Avilés en un día.

Fuente de los Caños de San Francisco

Fuente de los Caños de San Francisco
Fuente de los Caños de San Francisco con sus 6 cabezas.

La fuente de los Caños de San Francisco es una fuente construida en el siglo XVII como parte de las obras de canalización de aguas que se acometieron en Avilés en esa época. Anteriormente el agua corría por la ciudad por los cauces naturales al aire libre, careciendo de cualquier medida higiénica, mientras que a partir de estas nuevas canalizaciones se construyeron conductos y una serie de fuentes en la ciudad que ayudaron a una mejor gestión del agua.

Esta fuente se caracteriza por la presencia de seis cabezas humanas, de cuyas bocas fluye el agua a través de un caño. En el frontal de la fuente, además de las cabezas, se encuentra el escudo del Reino de Castilla y dos escudos de Avilés a sus lados. Está situada junto al Palacio de Ferrara y la Iglesia de San Nicolás de Bari, por lo que no te la perderás si estás visitando el centro de la ciudad.

Iglesia de San Nicolás de Bari, una de las cosas que ver en Avilés en un día

Iglesia de San Nicolás de Bari
Iglesia de San Nicolás de Bari.

La Iglesia de San Nicolás de Bari, también conocida como Iglesia de San Francisco, fue construida en el siglo XIII como parte de un antiguo convento franciscano. En el interior destacan la pila bautismal, con un capitel de alabastro de origen romano, y la sacristía del siglo XVI. Y en el exterior se conserva la portada gótica del siglo XIV, que sirve de entrada a la nave principal de la iglesia. Mientras que en el claustro puede contemplarse la fachada románica del primitivo monasterio, formada por tres arcos de medio punto.

Es una de las iglesias con más historia de la ciudad y que no puedes perderte en una visita de un día a Avilés.

Iglesia de San Antonio de Padua

Iglesia de San Antonio de Padua
Iglesia de San Antonio de Padua.

La iglesia de San Antonio de Padua o de los Padres Franciscanos es una iglesia románica construida en el siglo XII y que ha sufrido numerosas reformas desde entonces. Es el edificio más antiguo que se conserva en Avilés y destaca su portada principal, la cual conserva algunos elementos escultóricos originales en varios capiteles y molduras. El elemento más nítido que cabe destacar es el que se encuentra en el primer capitel de la derecha, que muestra a Adán y a Eva en la bíblica escena del Pecado Original.

En su interior se encuentra la tumba de Pedro Menéndez de Avilés, fundador de la ciudad más antigua de los Estados Unidos: San Agustín (Florida).

Palacio de Camposagrado, una de las cosas que ver en Avilés en un día

Palacio de Camposagrado
Fachada barroca del Palacio de Camposagrado junto a la estatua del pintor Juan Carreño.

El Palacio de Camposagrado es un edificio palaciego de estilo barroco construido durante el siglo XVII. Una de sus fachadas da al Parque del Muelle y la otra a la Plaza de Camposagrado. Esta última de la Plaza de Camposagrado es la de mayor vistosidad y la que algunos expertos han considerado como el mejor ejemplo del barroco asturiano.

El interior del edificio fue reformado para albergar viviendas en los pisos superiores y tiendas en los bajos, por lo que se han perdido la gran mayoría de elementos originales en su interior, conservándose únicamente una monumental escalera de piedra. Actualmente es la sede de la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias.

TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR
¿Qué ver en Oviedo?, descubre sus 10 imprescindibles
¿Qué ver en Gijón en un día?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.